Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Nueva planta de UPM pone a prueba controles ambientales

El gobierno debe definir si lo hace la Dinama o la Secretaría de Presidencia.

El anuncio de que UPM construirá una nueva planta procesadora de celulosa en Uruguay (la segunda de la empresa finlandesa y la tercera de su tipo en el país) pone nuevamente a prueba la capacidad del Estado para vigilar el impacto ambiental de grandes proyectos industriales.

 

La Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), que depende del Ministerio de Vivienda y Medio Ambiente, ya tiene experiencia en la materia porque está controlando tanto a la primera planta de UPM en Fray Bentos como a la de Montes del Plata en Conchillas, Colonia. La duda es si la tarea estará a cargo de la Dinama o si tendrá algún rol la flamante Secretaría Nacional de Ambiente, Agua y Cambio Climático.

 

La interrogante la generó hace algunos días la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida de León, que dijo que "la secretaría de Medio Ambiente y el gabinete ambiental van a estar más ocupados con eso (con los reclamos de sectores ambientalistas argentinos contra la nueva planta de celulosa) así que no es tema de mi cartera".

 

Esto pese a que el director de la Dinama, Alejandro Nario, se adelantó a decir que no cree que la nueva fábrica de UPM vaya a generar problemas ambientales porque la primera no los produjo y la futura instalación será más aún avanzada tecnológicamente.

 

En la flamante Secretaría Nacional de Ambiente, Agua y Cambio Climático dicen que el punto de qué organismo estará a cargo de los controles no está definido. La creación de la Secretaría fue muy cuestionada por la oposición porque no está previsto que sea sujeta al control parlamentario, ya que depende directamente de la Presidencia de la República.

 

La Secretaría funciona en el cuarto piso del edificio Caubarrere, sobre 18 de Julio, a dos cuadras de Plaza Independencia. Carlos Colacce, expresidente de OSE y exministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, fue nombrado al frente del nuevo organismo que actualmente cuenta con un equipo de seis personas incluyéndolo a él.

Colacce dijo a El País que no tiene información de cómo se va a distribuir este trabajo. "La decisión se tomará al más alto nivel y no tenemos instrucciones", explicó.

 

"Somos un equipo chiquito, que se va a reforzar y que tendrá funcionarios en comisión que todavía no están a disposición total. Estamos con mucho entusiasmo pero todavía a media máquina", agregó Colacce.

 

El funcionario confía en que en un mes la oficina esté trabajando a pleno. "Nosotros no vamos a laudar sino que vamos a indicar cómo actuar y cómo solucionar problemas", señaló.

 

Advertencias.

Por ahora la Secretaría está embarcada en lo que denomina un Proceso de Construcción de la Política Nacional de Cambio Climático, para lo cual ha realizado talleres y reuniones de trabajo.

 

La Secretaría ya detectó que "no se puede seguir ignorando la ausencia de políticas energéticas y sociales en el transporte", que "no se enseña el clima en Uruguay" y que "hubo aumento de precipitaciones y temperatura", de acuerdo a un memorándum con algunas conclusiones al que accedió El País.

 

También se detectó que "las personas localizadas en zonas de riesgo se ven cada vez más afectadas por las inundaciones; la no aplicación de las normativas de ordenamiento territorial y su fiscalización contribuyen en este proceso".

 

"Los impactos de la variabilidad y el cambio climático son desiguales sobre distintos sectores de población y diferentes actividades productivas. Los efectos son mayores sobre aquella población ya vulnerable a otros factores (no exclusivamente climáticos) y sobre los sectores y sistemas productivos menos preparados o que se apoyan en ecosistemas menos resilientes", señala.

 

La Secretaría entiende que "todavía hay deficiencias, como ser fallas en el registro de algunos eventos climáticos y de evaluación de los impactos".

 

"Existen en Uruguay eventos climáticos extremos, olas de calor, vientos fuertes, tornados, sequías, inundaciones y heladas fuera de época. Hay percepción de que estos eventos extremos son más frecuentes, en parte explicada por una mayor visibilidad de la sociedad sobre los mismos y sus efectos. No hay evidencia sobre si efectivamente son más recurrentes estos fenómenos. En el caso de las sequías se destaca la incertidumbre sobre este fenómeno debido a la falta de datos e información sistematiza suficiente", sostiene el trabajo.

 

"Hay evidencia sobre el aumento de la temperatura y de las lluvias", dice el borrador, que también advierte por la falta de integración de datos vinculados a la información meteorológica, hidrometeorológica y climática" lo que lleva a que no haya sistemas de alerta temprana.

 

El País

Add a comment

FORESCOM obtiene el certificado MADERA JUSTA

Esta empresa representa a un grupo de productores forestales de Guatemala.

“El Comercio Justo contribuye a la mejora económica y social de los pequeños productores forestales de Guatemala”

En la actualidad FORESCOM vende sus productos de madera para acondicionamiento de jardín en las tiendas de LEROY MERLIN en España. 

 

FORESCOM (Empresa Comunitaria de Servicios del Bosque S.A.) se suma al sello de certificación medioambiental y social promovido por COPADE, con el número de certificado MJ.14.G2.0.0003.

La duración del certificado es de un año, tras el cual se someterá a una auditoría externa para prorrogar el certificado y optar al sello definitivo de producto MADERA JUSTA cien por cien.

FORESCOM es cabeza de custodia de un grupo de empresas proveedoras de madera. De esta forma asegura para sí la cadena de custodia, integrando y generalizando a sus proveedores.

“Este es el primer año de certificación en bloque –explica José Palacios, responsable de la implementación del sello MADERA JUSTA-. Existen tres bloques (A, B y C). Cada dos años, la empresa se certifica en un bloque, por lo que a los seis años obtienen la certificación completa. Asimismo, FORESCOM se encuentra en un período de consulta pública durante un mes”.

En la actualidad FORESCOM vende sus productos de madera para acondicionamiento de jardín en las tiendas de LEROY MERLIN en España. 

FORESCOM está integrada por unas dos mil familias aproximadamente. Un total de 322.000 hectáreas de bosque certificado FSC y un total de 7.500 m3 de madera anual para oferta comercial. 

Las concesiones forestales en Guatemala fueron otorgadas por el gobierno por un período de 25 años y derivaron su otorgamiento de los Acuerdos de Paz logrados por el fin del conflicto armado que duró 36 años. Según comenta Julio Escalante, administrador de la empresa Custodios de La Selva Sociedad Civil y presidente de FORESCOM, un proyecto para el que lleva trabajando 13 años en Guatemala, “es importante resaltar que el otorgamiento de las concesiones forestales comunitarias a las comunidades ha contribuido a mejorar los ingresos económicos de las familias y a incrementar el valor agregado de sus productos maderables, generando capacidades a los miembros de las comunidades. Definitivamente al estar unidos se pueden lograr mejores beneficios para nuestras comunidades: vender  un volumen de productos más amplio, lograr precios justos, generar más servicios con la generación de empleo y aprovechar mejor la madera al elaborar productos innovadores. La idea siempre ha sido poder vender productos elaborados con los recursos obtenidos del manejo del bosque y poder tener acceso a mercados  local, nacional e internacional. Para ello, fue necesario unir ideas y recursos financieros y  contar con apoyo externo de entidades como COPADE o Rainforest Alliance.”

En 2012 FORESCOM inició el proceso para exportar producto maderable a España bajo los criterios y condicionantes del Comercio Justo. Según Julio César Escalante, “es importante decir que se manejan precios justos y salarios justos que compensan el esfuerzo de los carpinteros y artesanos de nuestras comunidades. El precio es justo cuando se define de común acuerdo entre comprador y vendedor y los trabajadores perciben que se valora de acuerdo al costo de producción; y es cuando mejoran los ingresos y se tienen en cuenta las leyes laborales y seguro social.”

El proyecto ha sido importante y beneficioso para sus comunidades porque “se tiene una oportunidad de elaborar productos con los cuales se aprovechan otras especies forestales y obtuvimos más ingresos, generamos nuevas oportunidades de ingresos económicos y sobre todo a optimizar más los recursos maderables y a hacer sostenible nuestro proceso.”

 

madera-sostenible.com

Add a comment

Japón financia un proyecto de 1,4 millones de US$ para estimular el comercio intraafricano de maderas y el manejo sostenible de los bosques de África

Madera aserrada preparada para exportación. Si bien muchos países africanos tienen una gran riqueza de recursos forestales, la región importa madera y productos madereros. Fotografía: OIMTUn nuevo proyecto de la OIMT con un presupuesto de 1,4 millones de dólares estadounidenses financiado por el Gobierno de Japón tiene como objetivo promover el desarrollo socioeconómico y el manejo sostenible de los bosques africanos mediante la producción de valor agregado, una mayor transformación avanzada de madera y el comercio intraafricano de maderas tropicales y sus productos derivados.

 

Los países africanos anualmente importan madera y productos madereros por un valor de alrededor de 4.000 millones de dólares, pero menos del 10% de estos productos se origina en el continente africano debido a la limitada capacidad del sector de transformación de maderas de la región y la falta de políticas adecuadas para fomentar el comercio intraafricano.

 

No obstante, el rápido crecimiento de las economías (y, por ende, la demanda de madera) en muchos países de África constituye una oportunidad enorme para el sector maderero africano. Una industria local dinámica de transformación de maderas basada en un suministro sostenido de materia prima podría desempeñar un papel importante en el desarrollo sostenible de la región.

 

En una conferencia internacional organizada por la OIMT en Accra, Ghana, en 2009, se identificó la necesidad de promover el comercio intraafricano de maderas y productos de madera. Sobre la base del Plan de acción de Accra de la OIMT para el desarrollo del comercio intraafricano de maderas tropicales y sus productos derivados adoptado en esa conferencia, la OIMT, durante la Quinta Conferencia Internacional de Tokio sobre el Desarrollo de África (TICAD V), propuso un proyecto dirigido a desarrollar el comercio intraafricano que posteriormente fue incorporado al Plan de Acción de Yokohama 2013-2017 de la TICAD V.

 

Este nuevo proyecto, de un año de duración, mejorará la competitividad de la madera y los productos madereros de África en los mercados nacionales, intrarregionales y mundiales mediante la ejecución de las siguientes actividades:

facilitación de acuerdos comerciales para la exportación de madera y productos madereros en la región;

elaboración de estrategias nacionales preliminares para la transformación avanzada de madera en un grupo de países piloto;

elaboración de planes de desarrollo comercial para un grupo de empresas piloto;

establecimiento de un servicio piloto de información sobre el mercado;

implementación de programas de capacitación técnica sobre la transformación de maderas en un grupo seleccionado de empresas; y

provisión de asistencia técnica a un grupo seleccionado de asociaciones nacionales de la industria y/o el comercio.

El Director Ejecutivo de la OIMT acogió con satisfacción el financiamiento de este proyecto y agradeció al Gobierno de Japón por su contribución. “Este proyecto ayudará a los países africanos miembros de la OIMT a sustentar sus recursos forestales y su progreso hacia el desarrollo sostenible”, afirmó.

Add a comment

Cooperación alemana en manejo del bosque nativo.

Uruguay suscribió un acuerdo con Alemania para elaborar estrategia de desarrollo sostenible.

Uruguay y Alemania suscribieron el jueves 9 un acuerdo de cooperación que puso en marcha el proyecto Contribución en la elaboración de una estrategia de gestión sostenible del bosque nativo.

 

Antes de firmar el documento junto al embajador alemán en Uruguay, Heinz Peters, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, remarcó que el sector forestal "es estratégico" para la generación de trabajo y el comercio, así como por ser parte del medio ambiente y el desarrollo territorial. El ministro recordó que Uruguay tiene una ley forestal "aprobada por unanimidad en el Parlamento, que generó las condiciones para una agroindustria con el objetivo de la exportación, pero también para proteger el bosque nativo.

 

En relación a la cooperación alemana, Aguerre dijo que en 2011 se iniciaron contactos y surgieron dos campos de acción conjunta: la inocuidad de los alimentos y la posibilidad de "generar capacidades y construir conocimientos" sobre el manejo del bosque nativo, "salvando las diferencias pero reconociendo la capacidad de la comunidad científica" de Alemania.

 

"El bosque nativo no es solo un recurso vegetal, una reserva de biodiversidad o un requisito que debe cumplir una empresa forestal para cumplir con los estándares de la certificación para poder vender", dijo Aguerre, y agregó que "en esquemas de intensificación sustentable en agricultura y en ganadería, los servicios ecosistémicos de los bosques naturales constituyen un elemento estratégico que no podemos dejar de lado".

 

Luego de señalar que el sector forestal "es un ejemplo de dar oportunidades a la gente, de desarrollo y formalización", el ministro de Ganadería subrayó que "no sé si algún día veremos una rentabilidad directa del manejo forestal sostenible de los bosques nativos con una tasa interna de retorno alta. Lo que sé es que, si no manejamos de forma adecuada ese recurso, seguro tendremos externalidades negativas en otros rubros productivos que están en combinación" con él. 

 

Observador

Add a comment

Empieza la construcción de un edificio sostenible de madera de cinco plantas, el más alto de Barcelona

El gasto medio mensual en calefacción, refrigeración y agua caliente será de 62 euros

Una empresa catalana especializada en construcción sostenible está levantando en el distrito de Gràcia de Barcelona el edificio con estructura de madera más alto de la capital catalana, que consta de cinco plantas, es ecológico y dispone de la certificación energética "A"

 

El edificio, según ha informado House Habitat en un comunicado, es una casa unifamiliar de 346 metros cuadrados que estará terminada en el plazo de seis meses, que se le levanta en un solar de 75 metros cuadrados entre medianeras.

 

La vivienda incorporará un sistema de renovación de aire con recuperador de energía de alta eficiencia que permite ventilar la casa sin abrir las ventanas, y una fuente de energía renovable como la aerotermia para calentar el agua, y según los cálculos realizados, el gasto medio mensual en calefacción, refrigeración y agua caliente será de 62 euros.

 

La madera de la casa procede de bosques donde se realiza una gestión sostenible, las pinturas del interior serán de minerales y pigmentos naturales, y la instalación eléctrica es biocompatible.

 

Los propietarios, una joven pareja barcelonesa, querían construir su casa desde criterios ecológicos, y buscando la máxima eficiencia energética, tanto por su compromiso medioambiental como para ahorrar en calefacción.

 

A partir de ahí, buscaron empresas que ofrecieran sistemas alternativos de construcción que cumplieran con estas premisas.

 

España-El Periodico

Add a comment
La compañía estadounidense está en "revisión estratégica", dijo el director ejecutivo para América del Sur. La compañía forestal y de inversiones en bienes raíces Weyerhaeuser anunció este miércoles ...
Read: 241
11.27.2016

 

SUSCRIBIRSE AL BOLETIN DE NOTICIAS